Actualidad

Las cenizas de tu mascota, con servicio a domicilio

Miércoles 27 Abril 2011

Las cenizas de tu mascota, con servicio a domicilio

Una despedida a años de compañía y experiencias compartidas. La muerte de una mascota, además del vacío que deja entre quienes le han cuidado durante su vida, lleva aparejado una serie de trámites que se encuentran regulados por ley.

Acorde a la normativa, los animales deben ser enterrados o incinerados para evitar focos de infección, envenenamiento del agua y para llevar un control identificativo. Al margen de la opción de recogida municipal de mascotas muertos, existe una empresa en Navarra que dedicada a incinerar a animales de compañía.

Duin, ubicada en Arbizu, ofrece a sus clientes la posibilidad de acudir al domicilio particular y recoger al animal para devolver después a sus dueños las cenizas. "Si quieren, los propietarios pueden observar el proceso de incineración desde una sala de espera", explica Sergio Larrea Lecumberri, gerente de la empresa. En cualquier caso, siempre se les entrega después un certificado oficial de incineración.

Así, una vez finalizado el proceso, se introducen las cenizas del animal en una bolsa que se cierra de forma hermética y que se deposita en la urna elegida por el cliente. "Se puede mantener en casa o esparcir las cenizas en el monte o el jardín", dicen en Duin.

 

Sin problemas sanitarios

La cremación es la operación más recomendada por los responsables de los departamentos de Salud y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, puesto que elimina un problema higiénico y sanitario. "El proceso es altamente ecológico, ya que, aunque en la combustión se producen gases, estos pasan a la cámara de postcombustión y ahí se produce una depuración térmica que garantiza la ausencia de humos y la destrucción de elementos biológicos activos", sostienen desde el crematorio.

Los precios de este servicio dependen del tamaño del animal o de si la incineración se realiza de manera individual o colectiva, donde los dueños no tienen la opción de recoger las cenizas de los animales, ya que se almacenan en cajas herméticas y se llevan a un gestor autorizado para su tratamiento. "Cada vez hay más gente que busca un final digno para sus mascotas", afirman en la empresa.
También existe la alternativa de llamar a la Mancomunidad para que recoja a los animales de compañía (perros, gatos, pájaros). El coste incluye la recogida, transporte y eliminación incinerando a la mascota.
 

volver