Actualidad

Las personas que acuden a nosotros buscan...

Miércoles 26 Enero 2011

Las personas que acuden a nosotros buscan...

Las personas que acuden a nosotros buscan, además de la prestación de servicios funerarios, una comprensión que no siempre obtienen en sus círculos más cercanos

Duin crematorio de animales domésticos es una empresa dedicada a ofrecer servicios funerarios para mascotas, que se constituyó en el año 2002 a raíz del fallecimiento de un animal de compañía de uno de sus socios.Fue una iniciativa pionera porque hasta esa fecha no existía ningún negocio de este tipo en nuestro país. Hasta aquel momento, los dueños de mascotas que fallecían no tenían más opciones que arrojar su cuerpo a la basura o enterrarlo. Con este servicio, los propietarios de animales domésticos pueden despedirse de sus animales de compañía de la mejor manera posible. Con el gerente, Sergio Larrea, conversamos sobre la actividad de la empresa y los servicios que presta.

– ¿Qué evolución ha experimentado el negocio en los últimos años?
La empresa se constituyó inicialmente como una sociedad unipersonal hasta que en el año 2005 se convirtió en una sociedad limitada. Además de los cambios relativos a la forma jurídica, el negocio ha experimentado en los últimos tiempos un desarrollo importante en todos los órdenes, duplicándose tanto el volumen de facturación como el número de animales incinerados.

– ¿Qué servicios pone Duin a disposición de sus clientes?
La empresa pone a disposición del cliente dos tipos de servicio en función de sus necesidades. La primera opción contempla la incineración individual del animal, así como la entrega de sus cenizas en una urna personalizada, acompañada de un certificado oficial. Es un proceso muy similar al que se realiza con las personas. La segunda posibilidad es la cremación colectiva de varios animales, por lo que no existe la posibilidad de recuperación de cenizas. Una vez retiradas del horno, se almacenan en unas cajas herméticas y se llevan a un Gestor Autorizado para su posterior tratamiento. En ambos casos, el dueño puede estar presente en el centro en el momento de la cremación.

– El respeto y la dignidad son la carta de presentación de los servicios funerarios de Duin. ¿No es así?
Por supuesto. Los hábitos sociales están cambiando y cada vez más los animales de compañía son considerados un miembro más de la familia. De ahí, que, en el momento de su muerte, los sentimientos que se generan sean muy similares a los que produce el fallecimiento de un ser querido. Las personas que acuden a nosotros buscan, además de la prestación de servicios funerarios, una ayuda y una comprensión que no siempre obtienen en sus círculos más cercanos.

– ¿También se encargan ustedes de la recogida de los animales fallecidos?

Tras recibir la llamada de aviso, nos personamos en menos de 24 horas en el lugar de recogida para trasladar a la mascota al centro donde se procederá a su cremación.

– ¿Cuál es el coste de este servicio?
El coste económico varía en función de los kilos del animal y de los kilómetros que hay que recorrer para recogerlo. No obstante, la media oscila entre los 185 y los 200 euros. Todo depende de los servicios contratados: recogida en vehículos especializados, desinfecciones, sudarios especiales, incineración, urnas, etc.

– ¿Qué ventajas ofrece Duin frente a sus competidores?

- Aunque hay muchas incineradoras, pocos de estos negocios son gestores autorizados. Esta condición es un aval para el cliente, al que le proporcionamos un certificado oficial del Gobierno de Navarra.

– ¿Cuáles son sus perspectivas de futuro?

A priori, positivas. Estamos inmersos en la elaboración de un estudio de franquicias para ampliar el negocio. 

volver