Cremación Colectiva

Incineración Colectiva

La temperatura en las cámaras se encuentra entre los 800ºC y 1000ºC. y el tiempo de cremación es variado, dependiendo del número de cuerpos a cremar y del peso del mismo así como de la capacidad del horno para la Cremación

Comienza con la colocación de los cuerpos en el interior del horno crematorio, de manera mixta sin separación hasta el límite de Kg/ Hora que tenga la capacidad del Horno Crematorio. Las capacidades de utilización del horno las determina la autoridad competente en función del tipo de planta incineradora que cumpla según normativa legal vigente (Ley Sandach 1069/2009).

El Horno con su Cámara Post-combustión realizará un barrido inicial por medio de aire para desalojar los gases de la cámara antes de encender los quemadores teniendo así una operación más segura, después se procede a encender el quemador de precalentamiento durante cinco minutos, para luego encender los quemadores principales que incineran el cuerpo.

Una vez transcurrido el tiempo de cremación, quedan solamente cenizas y restos de huesos calcinados.

Se separa todo tipo de remanentes metálicos que pudiera haber y se colocan los fragmentos de huesos en una máquina trituradora que los reducirá a polvo, quedando listo para su envío al Gestor Autorizado que los gestione según normativa legal vigente.

volver