Blacksea

Blacksea

San Sebastian
Marzo de 2013

Te adoptamos el 12 de julio de 2003, en una fecha muy señalada. La decisión de traerte a casa fue unánime. Te adaptaste a nosotros y nosotros a ti.
Con el paso del tiempo se creó un vínculo increíble, y eso lo hemos notado al tener que despedirnos en unos momentos en los que no estábamos preparados.
Que mal lo pasabas con los truenos y los petardos, ya nunca más sufrirás.
La gente siempre decía: “Que perro más guapo”, y todos nos sentíamos orgullosos.
¡Has compartido tantos espacios en nuestra casa que era la tuya, hemos paseado tanto juntos, por el monte, por la playa, por los parques, y eras tan querido que tu ausencia la estamos sufriendo hasta el fondo de nuestro corazón!
Guardamos muy buenos recuerdos entre nosotros, y queremos compartirlos contigo allá donde estés.
Nos has dado una lección muy grande, hemos aprendido mucho de tu ausencia obligada por la enfermedad y por la edad, pero siempre estarás en nuestro recuerdo con esa energía que desbordabas, con tus pelotitas jugando, que han sido muchas a lo largo de todos estos años, y los huesitos que te encantaban.
Ayudaste mucho a todos y sobre todo al “aita” en sus malos momentos. Nos has dado una compañía a cambio de nada, y siempre nos recibías. Cuando salimos recordamos mucho esos paseos, los de todos los días. En casa ocupas un lugar de honor entre nosotros, y queremos que con esta misiva hacerte el homenaje que te mereces. Gracias a ti ahora estamos todos más unidos.
GRACIAS “BLACKSEA