Caramelo

Caramelo

Zaragoza
Julio de 2014

Adiós amigo, mi niño adorado, estés donde quiera que estés, siempre estarás conmigo. Mi esperanza es que algún día volvamos a estar juntos. Entretanto te llevaré siempre en mi corazón y en mi pensamiento. Adiós cachorrillo, mi chiqui, adiós.