Cory

Cory

Sarriguren
Marzo de 2012

Hola pequeña!
Cuando llegaste a casa, con tu mirada nos dijiste que toda tu vida estarías con nosotros y así ha sido, pero estos casi 9 años, se me han hecho muy cortos.  Todos te echamos de menos, ahora nadie nos anuncia cuando se acaba el microondas y cada vez que abro la puerta, espero encontrarte en el hall, esperándome como lo has hecho día tras día sin falta ninguno.  Te marchaste una sábado de madrugada, un 10 de marzo. Estuve a tu lado, pero no pude hacer nada por impedirte marchar.  Sé feliz mi pequeña y espero volver a abrir un día la puerta más allá del arco iris y volver a verte.  Te has llevado una parte grande de nuestra alma.
Gracias y hasta pronto pequeña."