Karpin

Karpin

Zaragoza
Abril de 2010

Ya hay en el cielo una luz
que alumbra más que el Sol.

Esa su luz eres Tu.

Tu mayor empeño siempre
fue contagiar de alegría y
felicidad a todos los que te
rodeábamos:

Gracias por conseguirlo
y tu carita siempre ha sido
el espejo de la ilusión, la
lealtad y el cariño.

Por eso SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE
estarás en nuestro CORAZON.