Kuki

Kuki

Artica
Junio de 2011

Viniste, cariño, cuando la luz otoñal llegaba a nuestra casa y te  fuiste  cuando  los  primeros calores de  junio abrasaban  nuestros corazones. 

Siempre  recordaremos tus besos interminables,  tu mirada dulce  y profunda que parecía  sonreírnos  a cada instante, tu bondad infinita,  tu paciencia con Rony,  tu  hermano mayor  gruñonzote al que sabías calmar y corregir para que no nos  importunara, tus carreras interminables por  Nueva Artica….   Toda tú permanecerá  viviendo en  nuestros corazones donde nunca  habrá lugar al olvido…  Hasta  que un buen día  nos ayudes a cruzar el puente y contemplar  juntos un arco  iris cada  atardecer. ¡¡¡Descansa en paz, amor  mío. Siempre  te querremos y te echaremos de menos¡¡¡.