Leni

Leni

Donostia
Agosto de 2005

LENI

Desde que llegaste a ésta casa, hace 10 años, no tardaste en robarnos el corazón.
Pasando los días te fuiste convirtiendo en nuestra "Gordi", "El amor de mi vida", "putita" hasta llegar a ser la reina de la casa.

El movimiento de tu colita, tu mirada penetrante, tus recibimientos al llegar a casa, tus ganas de comunicar pareciendo que nos hablabas nos hicieron sentir y hacernos pensar sobre tu verdadera identidad. (nuestro bebe con pelo).

Para tí no había día malo, hacías que los demás nos contagiáramos de tu alegría y tus ganas de vivir que fueron motivo suficiente para crearnos una dependencia.

Pero hoy todos estamos tristes. Tú ya no estás entre nosotros.
Has dejado un vacio inmenso en nuestras vidas que tardará en cicatrizar, viviremos de tus recuerdos intensos e inolvidables que nos has hecho pasar.

Nunca te olvidaremos, siempre estarás en el corazón de cada uno de nosotros esperando que algún día nos podamos dar un atxutxón muy grande que a tí tanto te
gustaba.

Un abrazo, un te quiero y un hasta siempre de tu familia que no te olvidará

Tu madre, tus hermanas y tu mayordomo.