Neru

Neru

Berriozar
Marzo de 2011

LA DESPEDIDA A UN SER MUY ESPECIAL: NUESTRA MASCOTA
Estos últimos días han sido de los más tristes  de nuestras vidas, sabemos que vendrán días así; pero ahora en este momento, sólo nos importa el día de hoy.
Neru se ha ido, después de casi catorce años juntos, nos ha dejado, ahora nuestro hogar está vacío sin él, y en nuestros corazones falta una parte que se la ha llevado él.
Llegó a nuestra casa para darnos ¡tanto amor! Y arrancarnos ¡tantas sonrisas!, que ahora nos vamos a tardar mucho en recuperarnos.
Él siempre era el primero en recibirnos, nunca se enfadaba y siempre, siempre ha sido leal. Ha cuidado de nuestra hija como si fuera un cachorro suyo, hasta sus últimos días, no la ha dejado ni un momento, si ella estaba triste él la consolaba, y si ella estaba alegre, él era feliz.
Hay personas que no entienden que un animal sea capaz de distinguir esos sentimientos, pero todos los que hemos tenido perros sabemos de lo que hablamos.
Ayer dimos nuestro último paseo con él, por los lugares que siempre recorríamos, y dejamos sus cenizas en el lugar dónde a él le hubiera gustado, en el monte, en plena naturaleza. Fue muy duro, pero lo hemos dejado descansar en paz.
Neru, desde donde estés, espero que siempre que nos veas, sepas que nunca jamás te olvidaremos, y que siempre serás un miembro más de nuestra familia.
Sabemos que allí donde estés seguirás cuidando de Zaira, porque ambos os necesitáis.
Te queremos, y gracias, muchas gracias por todo el amor que nos has dado.
Berriozar  (Navarra) 24 de marzo del 2011
Fran, Sara Y Zaira