Niebla

Niebla

Zaragoza
Mayo de 2008

 Naciste perfecta. Te educaron para ser reina de belleza pero tu destino se quebrò y alcanzaste a ser la reina de las pordioseras. Eso eras cuando te rescatamos de aquella jaula a donde te confinaron durante tanto tiempo. ¡Pobrecita mía! La tristeza se derramaba a borbotones por tus preciosos ojos claros. ¡Como reclamabas atención y cariño! La verdad es que ha sido difícil convivir contigo, pero bueno, te hemos querido tanto que hemos ido superando los problemas que nos daba tu inseguridad hasta que desgraciadamente para nosotros llegó la hora de que te fueses de nuestro lado. Seguro que allá donde estas ahora habrás superado todos tus miedos e inseguridades y estarás tranquila y feliz. No nos olvides que aquí nosotros no te vamos a olvidar. Hasta que nos volvamos a ver un abrazo muy fuerte de tu familia canina y humana.

Niebla 24 – 5 – 2008 Guerrero entonado de la luna espectral del año Mago lunar