Sinco

Sinco

Gijón
Julio de 2009

SINCO

(julio 2005 – 7 julio 2009)

Asomabas tras la pared de cartón
mirada noble pero resignada,
sólo buscabas cariño y comprensión
para darlo todo sin pedir nada.

Después pasaste por muchos lugares.
Por culpa del trabajo te decíamos,
y te adaptaste a todos los ambientes
con sólo decirte que te queríamos.

Responsable, respetuoso y obediente,
Durmiendo a los pies de nuestra, tú cama.
Se que aun nos observas atentamente,

nos miras desde donde esté tu alma,
cuidando a tu mami incansablemente
Para que nunca le falte de nada

Sinco, mi Sinco... Nos faltan las palabras para expresar todo lo que significas para nosotros. Es increíble que tantas cosas buenas se reunieran en un único ser, único como eres tú. Y digo eres, porque lo seguirás siendo siempre, desde donde estés velando por nosotros y por los gatitos que lo necesiten, hasta que nos volvamos a reencontrar. Siempre te recordaremos cariñoso, fiel, leal, obediente, respetuoso, prudente, miedoso pero valiente a la vez... Seguimos sin creer que te hayas ido, seguimos buscándote con la mirada, siempre cerquita de nosotros, y te vemos, sin verte, pero te vemos, porque sabemos que de alguna manera sigues con nosotros. La vida sólo nos dejó estar juntos 3 años, pero te aseguro que fueron maravillosos y muy felices. Nos sentimos unos privilegiados por haber tenido la oportunidad de estar contigo, y sobre todo porque nos has regalado todo tu cariño, tu amor incondicional, nos dejaste quererte, y eso nos hace sentir muy especiales. Nos has hecho muy felices, mi ángel. Estás en nuestro corazón y en nuestro pensamiento. Tus hermanitos Candy y Kaiku, con tantos lametones compartidos, tu abuelita y tus papis, siempre te echaremos de menos. Te lo he dicho muchas veces, pero te lo digo una vez más: TE QUIERO SINCO.