Tau

Tau

Donostia
Febrero de 2009

Querida Tau:
Tau eres una gata extraordinaria, nos sentimos afortunados porque nos has dejado compartir tu vida con nosotros, eres muy especial, físicamente no estás aquí pero créenos, seguirás  con nosotros para siempre porque estás en nuestro corazón con lo muchísimo  que nos has dado y enseñado, Ni un solo día de nuestras vidas dejaremos de acordarnos de ti. Tu cariño, compañía, bondad y  forma de ser  nos hacen ser mejores personas, contigo todo era más fácil. Espéranos para seguir jugando y durmiendo juntos. Cuando vea un arco iris buscaré el color azul de tus ojos en él. Te querremos siempre mucho, y recuerda que solo morimos cuando somos olvidados y tu vivirás eternamente, tu familia Josemari, Mónica y Frank.